El Alcalde de Granada, Francisco Cuenca, junto a la delegada Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio,
Inmaculada Oria,el Director de la UIMP Granada, Federico Castillo Blanco y el Director del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), Antxon Alberdi, han sido los encargado de inaugurar esta mañana  en el Cuarto Real de Santo Domingo de Granada el Seminario “La bóveda celeste como recurso científico, cultural, medio ambienta y turístico”.

 

 

 

La actividad que ha sido coorganizada por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, se enmarca en los cursos de verano que buscan actualizar y establecer el conocimiento y estrategias necesarias para la preservación del cielo oscuro para investigación, así como para finalidades culturales, turísticas, y medioambientales.

El cielo oscuro no solo constituye un importante patrimonio científico y cultural, sino también un eje en torno al que desarrollar actividades de turismo sostenible y cuya carencia, derivada de la contaminación lumínica, afecta a nuestra salud y a la de los ecosistemas.

El principal objetivo del curso reside en actualizar los conocimientos relacionados con la conservación del cielo oscuro. Se realizará un análisis profundo desde diversas perspectivas: las bases legislativas, la intervención de las administraciones públicas y proyectos e iniciativas en materia de gestión y conservación. Se abordará el análisis del cielo como recurso científico, económico, turístico, patrimonial, y se identificará el impacto de la contaminación lumínica tanto en la naturaleza como en la salud, así como la vanguardia en la tecnología aplicada a la conservación de la calidad del cielo.

La propuesta formativa va más allá de la mera transmisión de conocimientos, por lo que las sesiones de trabajo serán interactivas, e incluirán además sesiones prácticas. Destaca el “Tour guiado del cielo nocturno”, en el que se hará una observación astronómica real, guiada por profesionales, en un entorno donde el cielo alcanza elevados niveles de calidad (en el municipio granadino de Píñar).